tramalarga2_edited.png
CV.JPG

Viñedos de montaña

Vinos de altura

DOPGRALOGO POSIT1 copia.jpg

Los vinos DOP Granada

Las características singulares de una región vinícola

La mitad de los viñedos granadinos están situados a más de 1000 metros de altitud.

Nuestras vides cuentan con el mayor número de día soleados de toda Europa, que unido a su mayor altitud reciben más radiación solar. Nuestras uvas aportan así un mayor porcentaje de antioxidantes y mejoran la calidad del vino.

Granada cuenta, dentro de la Denominación de Oriegen Protegida (DOP), una subzona; Contraviesa-Alpujarra y tres Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP): Altiplano de Sierra Nevada, Cumbres del Guadalfeo y Laderas del Genil.
Europa reconoce 16 de estas zonas IGP, de las cuales 3 se encuentran en la provincia de Granada.

La altitud de nuestras cepas y el característico clima granadino, con influencias mediterráneas, continentales y de Sierra Nevada, que generan grandes oscilaciones térmicas, hacen que nuestras uvas maduren lentamente, favoreciendo los niveles de azúcares, acidez y polifenoles. Nuestros bodegueros y enólogos consiguen así vinos muy singulares y demandados.

Todas las botellas de la Denominación de Origen Protegida Granada llevan unas precintas numeradas con las que se garantizan a los consumidores de que es un vino 100% granadino y con las que se certifican que cumplen las normas de elaboración del Consejo Regulador DOP Granada.

PRECINTA DENOMINACION ORIGEN GRANADA (negativo).png
tramalarga2_edited.png

Una tradición milenaria

press to zoom

press to zoom

press to zoom

press to zoom
1/14

En los últimos años el panorama de los vinos granadinos ha cambiado radicalmente hacia una elaboración de vinos de calidad y de gran aceptación en el mercado.

En este éxito ha jugado un papel determinante la adaptación a las nuevas técnicas de vinificación, la implantación de variedades nobles de uva y la recuperación de joyas autóctonas, como la Vijiriega, y el cuidado exquisito de las plantaciones de vid. También las buenas y peculiares características geográficas de la provincia, con viñedos a gran altitud, sometidos a grandes contrastes climáticos y bendecidos por abundante sol. 

El resultado están siendo caldos de gran personalidad elaborados con un mimo artesanal: vinos blancos frescos y fragantes, tintos sabrosos de gran complejidad y espumosos de burbuja fina y elegante acidez. 
 

TERRITORIO

La zona de producción de uva y de vinos amparados por la mención “Denominación de Origen Granada” comprenden los 174 municipios de la provincia de Granada en su totalidad, coincidiendo con la demarcación provincial, reconociéndose la subzona especifica Contraviesa-Alpujarra

TIPOS DE VINOS

Los tipos de vinos protegidos por la mención Denominación de Origen Protegida Granada son los siguientes:

 

  • Vinos blancos, rosados y tintos: que podrán ser secos, semisecos, semidulces y dulces, según el contenido en azúcar residual, de acuerdo con la normativa vigente.

  • Vinos espumosos y vinos espumosos de calidad: podrán ser según su contenido en azúcar expresado como fructosa y glucosa, incluida cualquier sacarosa, brut nature, extra brut, brut, extra seco, seco, semiseco y dulce, de acuerdo con la normativa vigente.

  • Vinos naturalmente dulces o de vendimia tardía, aplicable al vino de uva sobremadurada elaborado sin aumento artificial de su graduación y con el alcohol procedente en su totalidad de la fermentación, con un grado alcohólico natural superior a 15% vol. y un grado alcohólico volumétrico adquirido no inferior a 13% vol.

ELABORACIÓN Y CRIANZA

Las técnicas empleadas en la manipulación de la uva, el mosto y el vino, el control de fermentación y el proceso de conservación, tienen siempre la premisa de la máxima calidad posible que mantengan los caracteres tradicionales de los diferentes tipos de vinos, cuidando especialmente la obtención del mosto, de forma que el rendimiento no supere el 65% en uva tinta y el 70% en uva blanca.

La elaboración y almacenamiento se realiza en depósitos de acero inoxidable y barricas de roble francés, americano y/o centroeuropeo de entre 225 y 330 litros.

Una particularidad destacable, que otorga gran parte de su carácter es su fermentación en cuevas (aunque no en todos los casos), pues su interior garantiza un ambiente más natural y sano que los creados por climatizadores artificiales y una temperatura e iluminación constante inalterable.

Las técnicas empleadas en la manipulación de la uva, el mosto y el vino, el control de fermentación y el proceso de conservación, tienen siempre la premisa de la máxima calidad posible que mantengan los caracteres tradicionales de los diferentes tipos de vinos, cuidando especialmente la obtención del mosto, de forma que el rendimiento no supere el 65% en uva tinta y el 70% en uva blanca.

​​