Tel: +34 691 032 409 | Mail: info@dovinosdegranada.es


Fines y Funciones

Como órgano de gestión

Los fines de la Asociación Vinos de Granada son la representación, defensa, garantía, formación, investigación y desarrollo e innovación de mercados y promoción tanto de los vinos amparados como de nivel de protección.

Además deberá desempeñar, al menos, las siguientes funciones:

a) Proponer el reglamento del v.c.p.r.d., que incluirá el pliego de condiciones del producto establecido en la Ley 10/2007, así como sus posibles modificaciones.

b) Orientar la producción y calidad y promocionar e informar a los consumidores a las personas consumidoras sobre el v.c.p.r.d., en particular, sobre las características específicas de calidad., y colaborar con la Administración en la promoción de sus productos.

c) Velar por el prestigio del v.c.p.r.d., y el cumplimiento del reglamento del producto amparado, pudiendo denunciar, si procede, cualquier uso incorrecto ante los órganos administrativos y jurisdiccionales competentes en la materia, debiendo denunciar además cualquier presunto incumplimiento de la normativa vitivinícola, incluida la propia del v.c.p.r.d., a la autoridad que en cada caso resulte competente.

d) Adoptar, en el marco del reglamento del v.c.p.r.d., el establecimiento para cada campaña, según criterios de defensa y mejora de la calidad y dentro de los limites fijados por este Reglamento, los rendimientos, límites máximos de producción, de transformación y de comercialización en caso de autorización, la forma y condiciones de riego, o cualquier otro aspecto de coyuntura anual que pueda influir en estos procesos.

e) Calificar cada añada o cosecha y establecer los requisitos que deben cumplir las etiquetas de los vinos en el ámbito de sus competencias.

f) Llevar los registros definidos en el presente Reglamento.

g) Elaborar estadísticas de producción, elaboración y comercialización de los productos amparados, para uso interno y para su difusión y general conocimiento.

h) Gestionar las cuotas y derechos obligatorios que en el reglamento del v.c.p.r.d se establezcan para la financiación del Órgano de Gestión.

i) Proponer los requisitos mínimos de control a los que debe someterse cada operador inscrito en todas y cada una de las fases de producción, elaboración y comercialización de los vinos amparados por cada v.c.p.r.d. y, en su caso, los mínimos de control para la concesión inicial y para el mantenimiento de la certificación.

j) Colaborar con las autoridades competentes en materia de vitivinicultura, en particular en el mantenimiento de los registros públicos oficiales vitivinícolas, así como con los órganos encargados del control.

k) Expedir, a petición de, y previo informe vinculante de certificación del órgano u organismo de control, los certificados de origen tanto de los vinos acogidos al nivel de protección correspondiente como de la uva o de los productos intermedios que de acuerdo con el pliego de condiciones tengan la consideración de aptos para la elaboración de dichos vinos.

l) Retirar, previo informe vinculante del órgano u organismo de control, el derecho del uso de la certificación a aquellos vinos, que, de acuerdo con el sistema de control elegido, incumplan los requerimientos del pliego de condiciones.

Como órgano de control

Cumplirá con todos los requisitos exigidos en el artículo 27.4 de la Ley 24/2003, de 10 de julio, como son entre otros:

a) Tener establecido un procedimiento de certificación del v.c.p.r.d. según lo previsto en su reglamento, incluyendo la supervisión de la producción de la materia prima, de la elaboración del producto y del producto terminado.

b) Tener fijadas las tarifas aplicables a cada uno de los productos objeto de control y certificación, por los conceptos que se determinen reglamentariamente por la Administración competente.

c) Conservar para su posible consulta por la Administración competente, durante un plazo de seis años, los expedientes, documentación y datos de los controles realizados y de las certificaciones emitidas.

d) Estar acreditado o haber solicitado la acreditación, conforme a la norma sobre «Requisitos generales que realizan la certificación de producto», con un alcance que incluya el v.c.p.r.d., objeto de control y certificación.

e) Comunicar a las autoridades competentes y a los órganos de gestión, la existencia de las irregularidades detectadas en el ejercicio de las funciones de control.

f) La elección del organismo independiente de control corresponderá, en todo caso, al operador que deba ser objeto de control.
El operador deberá poner en conocimiento de la Consejería competente en materia de agricultura la elección de dicho organismo, así como comunicar, con carácter previo, los cambios que pueda realizar en relación al organismo independiente de control.

g) En todo lo demás se atendrá a la legislación vigente.

DEBER DE DENUNCIA

Cuando llegue a conocimiento del Órgano de Gestión, cualquier presunto incumplimiento de la normativa vitivinícola, incluida la normativa propia de v.c.p.r.d., deberá denunciarlo ante la autoridad que en cada caso resulte competente.